septiembre 8

¿Porqué practico Budo? 15 años en el camino.

¿Porqué practico Budo? 15 años en el camino.
Valora este post

¿Porqué practico Budo? 15 años en el camino.

Cómo muchos saben, práctico Budô. Aunque últimamente me veo limitado por mis bajadas de azúcar. Pero esto último lo comentaré al final del post y que beneficios veo cómo practicante de AAMM (artes marciales)

El día 14 de septiembre voy hacer 15 años en el Budô. Cuando vivía en Tenerife trabajaba en una ambulancia como técnico de transporte sanitario. En el 2003 ya tenía experiencia en situaciones de conflicto ante urgencias/emergencias sanitarias con afectados con problemas mentales, estupefacientes o de agresividad por rivalidad entre bandas, que sí, existen.

Por otro lado mi médico, en aquel entonces, me recomendaba realizar una actividad y me decantaba el Tai Chi Chuan porque había un centro de artes marciales conocido en Santa Cruz de Tenerife y estaba a dos pasos de mi casa.

También porque no vi otro centro en la zona que dieran Tai Chi Chuan.

¿Cuando entré por primera vez en un tatami?

Recuerdo que fue un viernes, no entré lo que es el tatami en si, más bien entré al local. Para mí fue cómo otro lugar cualquier, con el paso del tiempo no fue así. Sé que fue un viernes porque toca armas. Sí, hay varias armas, de madera, que utilizamos en el Aikido, pero lo hablaré más abajo.
Era de kenjutsu, técnicas de sable. Repito, de madera.
-Quiero hacer eso…

Adquirir todo el equipamiento.

Fue curioso, no miré el gasto y ni pregunté al sensei, maestro, que debería de comprar para empezar. No dudé en preguntar en una tienda de deportes que estaba cerca. La verdad es que me fue bien comprar todo e incluso en la misma tienda. Añadí dos libros que vi relacionados con el Aikido y que aún tengo en mi biblioteca.

Primer día de entrenamiento

No recuerdo bien lo que hice, que técnicas había realizado, que hice bien o con que compañero entrenaba, pero sí sé que todo lo que hacía era parecido, incluso mucho mejor, que Robocop. Todos mis movimientos no eran naturales. Todos me decían, paciencia y poco a poco… yo me frustraba hasta que ya pasados unos entrenamientos, hice algo que me dejó sin habla y entonces fue cuando ya quise profundizar más. Aparté la idea de querer practicar para defenderme, que no deja de ser un arte marcial, porque comencé a ver algo más profundo.

Armas

Odio las armas de fuego. Mi experiencia no fue buena en varias ocasiones cuando, por ejemplo, mi vida peligró con un paciente que quiso usar una escopeta de caza. Otro ejemplo, fue cuando un afectado, por accidente de moto, me entregó una bolsa de plástico con estupefacientes y un revolver. Me pedía que no dijera nada, nuestra suerte fue es que ya la policía esperaba en el hospital ya que le seguían desde hacía tiempo.

Esto me hizo repudiar las armas de fuego y no era por las experiencias que tuve, sino porque van acompañadas por el odio y es algo que nunca he podido ver desaparecer en las personas que la plantan en su interior.

He usado muchas armas en las artes marciales. Lo más usados, pues el bokken, sable de madera que se usa para practicar en el tatami y que simula un sable japonés. El tanto, sí, un tanto es un cuchillo, de madera también y se utiliza mucho. Y el Jo, un bastón que llega a la altura del hombro y que es mi arma preferida.
Te preguntarás, ¿para qué necesito armas si voy a practicar un arte marcial? Pues estas tres armas en particular son del Aikido y dan forma a nuestros movimientos.

¿Recuerdas cuando hablaba de Robocop? Pues poco a poco va desapareciendo esos movimientos y en mi caso aprendí gracias a las armas. Pensar que las armas es una extensión del cuerpo, dan ideas de su importancia. Pero es mi opinión, como todo en el Aikido, es discutible y créeme, se discute mucho.

Que hago actualmente

¿Qué hago actualmente en el Budo? Pues demasiadas cosas. Estoy en un grupo de estudio llamado Seishinkai Budô Kyôkai, estudiante del grupo Yoshida Ha Shidare Yanagi Ryû y algunas “cosicas” más.

Al ser diabético en muchas ocasiones debo de parar la practica porque me dan bajones de glucemia. Es cuando decido parar para no causar un problema más grave y sobretodo porque podría tener una hipoglucemia. No quiero decir con esto que por ser diabético dejes de practicar lo que te guste, todo lo contrario. Todo endocrino te recomendará ejercicio físico y las artes marciales te pueden ayudar.

Por parte de los compañeros, hay mucha ayuda. Sobretodo si estas empezando y/o no te sale algo o no comprendes. Se utilizan muchos términos japoneses, pero no te agobies, con el tiempo vas entendiendo y tu sensei te lo explicará encantado.

En Aikido hay muchos estilos diferentes y es que el fundador Morihei Ueshiba, conocido como O’sensei, hizo que sus alumnos más directos transmitieran en otros lugares de Japón e incluso fuera. Cada uno estudia o usa métodos diferentes. Cada uno vivió en diferentes momentos del fundador y el Aikido fue progresando.

Miro atrás y créeme he tenido mucha suerte en cuanto artes marciales y con el camino que lleva Seishinkai. Contento no, feliz, de ser estudiante de Yanagi Ryû. Si en un momento de mi camino debo dejarlo, que intentaré por todos los medios no hacerlo, sé que será como dejar una parte de mí en algún sitio.

Bueno sin más, pongo un vídeo de YouTube que no tiene que ver conmigo, pero así te dejo con las ganas de verlo jajaja

 

 


Etiquetas: , ,
Chabi Angulo

Publicado 8 septiembre, 2018 por Chabi Angulo in category "Diario Azucarado", "Mis Publicaciones

2 COMMENTS :

  1. By Vanessa on

    Me encanta la cultura japonesa y por ello siempre he sentido curiosidad por las artes marciales. Aunque aún no las he practicado.

    El Aikido hace un par de años que me ha estado rondando por la cabeza por estar vinculado a Star Wars. Te reconozco que me gustaría poder representar escenas de la primera trilogía. De momento no acompaña la cosa, pero sí me gustaría que en un futuro poder hacer alguna clase como mínimo. Y si cuaja todo, pues no estaría mal sumarme como lo has hecho tú ^^

    ¡Saludos!

  2. By Chabi Angulo (Autor del artículo) on

    Hola Vanessa
    Pues el Aikido es algo interesante para muchas cosas. El problema es encontrar un buen dojo, se enseñe como es debido y que tú busques no sólo la técnica sino otros detalles.
    Quiero explicar mejor algunos detalles interesantes, pero mientras escribía me daba cuenta que se debe probar en el tatami.
    Ni los videos pueden despejar todas esas dudas, pero si coger la muñeca de tu compañero y ir probando y preguntando al sensei.
    Con Yanagi Ryu aprendo sobretodo estrategia y hablamos de un koryu antigua y complementa las demás para lo que estudio.
    Quiero decir que hay gente que va a entrenar y ya esta. Otra que quiere los dichosos cinturones de colores y otra investigar. Hay algunas líneas que no puedo nombrar aquí y espero poder hacerlo pronto.
    He tenido la suerte de estar en un grupo serio.
    Hay mucho vendedor de humo en todos lados.

    En todo caso, me lo dices si te declinas por Aikido o Aikijujutsu y me informo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *